martes, 12 de abril de 2011

Los gimnasios en la antigüedad

El gimnasio en la Antigua Grecia era una institución dedicada a la instrucción física y espiritual. También funcionaba como una instalación de entrenamiento para competidores en juegos públicos. Era también un lugar para socializar y para encontrar grupos con los cuales se compartieran ideas. El nombre proviene del griego gymnos, que significa desnudez. Los atletas competían desnudos, una práctica para dar mayor realce a la belleza de la figura masculina y femenina, además de como tributo a los dioses. Algunos tiranos temieron que las instalaciones del gimnasio se volvieran un lugar de pederastía entre aquellos que acudían a él.[1] La Gimnasia y la Palestra estaban bajo la protección de Heracles, Hermes y, en Atenas, de Teseo.


Edificación

Los gimnasios eran amplios espacios arquitectónicos distribuidos en zonas específicas para cada tipo de ejercicio. Estaban compuestos comúnmente por exedras, pórticos y variadas dependencias, como una palestra, baños públicos, y zonas para practicar con clima adverso. Los gimnasios de Atenas fueron construidos fuera de los muros de la ciudad en virtud de la gran cantidad de espacio requerido para ellos.

En la época clásica, los gimnasios podían contar con las siguientes dependencias:[2]

    * pórticos sencillos que rodeaban todo el edificio; solían ser dobles en la parte meridional, para mejor protegerse del sol y la lluvia;
    * exedras columnadas; podían estar en los pórticos y haber una mayor en el pórtico principal.

y varias estancias menores (oikoi, akroatéria), tales como:

    * el epistasion, o sala de vigilantes,
    * el apodytérion, o vestuario,
    * el loutrón, o sala para lavarse,
    * el konisteion y el alipterion, donde se embadurnaban el cuerpo con polvos, aceites o esencias,
    * el sphairisterion, donde se practicaba el juego de pelota y el pugilismo,
    * el korykeion, para entrenarse con un pesado saco de arena,
    * el pyraterion, para el baño con agua caliente y vapor,
    * el propnigeion, sala para calentar el agua,
    * el xustós, pista cubierta, pórticos bajo los cuales los atletas se ejercitaban en invierno,
    * la paradromis, o pista descubierta;

y otras zonas, como:

    * la palestra propiamente dicha, en donde se ejercitaban en la lucha y el pugilato,
    * grandes alamedas con terreno natural para las carreras,
    * el gramateo o lugar en donde se conservaban los archivos atléticos,
    * el efebo, adonde los jóvenes iban por la mañana para ejercitarse al abrigo de las miradas del público.

historia de los gimnasios

Un gimnasio es un lugar que permite realizar deporte y ejercicio en un recinto cerrado. Se puede practicar a partir de los dieciseis años en algunos países, como en España, Argentina, Colombia, México, Portugal, Canadá, Estados Unidos y Reino Unido se utiliza esta palabra para referirse a estos recintos. En alemán, en cambio, Gymnasium, significa escuela secundaria.

ETIMOLOGIA

La palabra gimnasio deriva de la palabra griega gym, que significa desnudo. La palabra griega gymnasium significa "lugar donde ir desnudado", y se utilizaba en la Antigua Grecia para denominar el lugar donde se educaban los chicos jóvenes. En estos centros se realizaba educación física, que se acostumbraba a practicar sin ropa, de la misma manera que los baños y los estudios.

Para los griegos, la educación física era tan importante como el aprendizaje cognitivo. Muchos de estos gimnasios griegos tenían bibliotecas que se podían utilizar después de un baño relajado.

Los primeros gimnasios exteriores de Alemania surgieron gracias al trabajo del profesor Friedrich Jahn y el grupo de los Gimnásticos (Turners, en alemán), un movimiento político del siglo XIX. El primer gimnasio interior fue, muy posiblemente, el de Hesse, construido el año 1852 y auspiciado por Adolph Spiess, un entusiasta del deporte a las escuelas.

En los Estados Unidos, el movimiento de los Gimnásticos apareció a mediados del siglo XIX y a principios del siglo XX. El primer grupo fue formado a Cincinnati, el año 1848, que construyó muchos gimnasios, por jóvenes y adultos, alrededor de Cincinnati y St. Louis, que tenían una buena parte de población de ascendencia germánica.

El apogeo de los gimnasios de las escuelas, los institutos y de las asociaciones cristianas fueron eclipsando el movimiento de los Gimnásticos. El gimnasio de la Universidad de Harvard, del año 1820, se considera el primero de los Estados Unidos. Como la mayoría de los gimnasios de la época, estaba equipado con aparatos y máquinas para realizar ejercicio. La academia militar de los Estados Unidos también construyó un gimnasio a West Point, de la misma manera que lo hicieron muchos institutos y campus universitarios.

La Asociación Cristiana de Jóvenes (Young Men's Christian Association, YMCA) apareció en Boston el año 1851. Diez años más tarde, unas doscientas YMCA estaban repartidas por todo el territorio. La mayoría de ellas tenían su propio gimnasio para hacer deporte y jugar.

Los años 20 fueron una década muy próspera en el que tiene a ver con la construcción de grandes escuelas y gimnasios. A lo largo del siglo XX, los gimnasios fueron evolucionando como concepto, hasta llegar a los gimnasios de máquinas, aparatos y ejercicios guiados de la actualidad.

En España, la mayor parte de centros siguen este concepto, añadiendo el aprendizaje de artes marciales, natación y técnicas de defensa personal dentro de estos recintos.